No hay tierra donde enterrarme

Al norte está el pueblo. Solía ser una ciudad. En las noches claras, que son las menos, se distingue a lo lejos lo que queda de las ruinas de la vieja catedral. Al sur, al este, al oeste, se extienden los páramos, kilómetros de lodo y brezo carcomido por la lluvia. La tierra se traga gente, animales, vehículos abandonados, y luego el barro los regurgita, como regalos no deseados. Raíces retorcidas, viejos electrodomésticos; cadáveres antiguos y modernos se alzan del fango, barcos hundidos en el fondo del mar.

Mar√≠a Bonete (una de las autoras de la antolog√≠a de ficci√≥n clim√°tica Est√≠o, publicada por Episkaia) realiza en No hay tierra donde enterrarme, con la escritura de las hermanas Bronte como br√ļjula, una actualizaci√≥n de la novela g√≥tica en un futuro de desastre ambiental, en lo que probablemente constituya la primera obra del g√≥tico clim√°tico. En este paisaje rec√≥ndito en alg√ļn lugar del Reino Unido, la niebla oculta y destruye, poco a poco, la relaci√≥n de las protagonistas con el mundo conocido. Quiz√° haya esperanza m√°s all√° del controlado confort de la cotidianidad, transformada tambi√©n en un espacio de vigilancia y control, pero la √ļnica forma de adentrarse en la bruma y volver es hacerlo juntas.

 5,00

Add to wishlist
Autor/a

Maria Bonete Escoto

Editorial

Episkaia

Idioma

Castellano

ISBN

9788494922336

Pàgines

84

Pes 0,05 kg
Dimensions 10 × 0,6 × 16 cm

Ressenyes

Encara no hi ha ressenyes.

Sigueu els primers a ressenyar “No hay tierra donde enterrarme”