Pedro Dorado Montero, un jurista excepcional

Pedro Dorado Montero ejerció desde 1892 la cátedra de Derecho político y Derecho administrativo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada, aunque debido a una permuta permanecería en la universidad de Salamanca ya como catedrático. El desarrollo de sus teorías que podrían definirse -según algunos de sus biógrafos- como una síntesis entre krausismo y positivismo, iba a generarle no pocos problemas y muchas críticas.

«En general su concepción penal provoca, cuando no críticas, profusas sospechas de que pueda conducir a la “disolución del Derecho penal”, ya que, como defiende el profesor Sainz Cantero; encierra “evidentes peligros para la certeza y la seguridad del derecho”. Otros la tachan de utópica. Mucho más entusiasmo muestra el maestro Jiménez de Asúa, para quien Dorado lo que pretende es “transformar el Derecho penal y abolir la pena”»

 1,00

Add to wishlist
Pes 0.250 kg
Dimensions 8 × 0.5 × 14 cm
Editorial

Etcetera

Pàgines

51

Ressenyes

Encara no hi ha ressenyes.

Sigueu els primers a opinar “Pedro Dorado Montero, un jurista excepcional”

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *